Acúfenos, tinnitus: ¿curación o habituación?

POR EN Audífonos, Audioplus SIN COMENTARIOS , , , , ,

Ante la aparición de milagrosas cápsulas curativas, tratamientos mezclados con imposición de manos, acupunturas, audífonos y demás… es necesario dejar claros los conceptos y la situación de los desorientados y agobiados pacientes (de paciencia) que sufren ruidos continuos dentro de sus oídos, sean en forma de ruido de agua, de pitidos o de otros tipos.

Desde mi punto de vista como audiólogo protésico y paciente, pues sufro estos ruidos acúfenos desde hace ya muchos años, creo estar en posición ventajosa para aconsejar. Me referiré a los acúfenos, o tinnitus en inglés, instaurados, aquellos que siempre se oyen, no a los ruidos internos ocasionales debidos a resfriados o tapones de cera.

 

La ciencia médica todavía no sabe de dónde procede la instauración de estos molestos ruidos. Actualmente solo existen tratamientos de habituación a los acúfenos. Repito: de habituación. Y no hay más. La efectividad de estos tratamientos es real, pues lo único que pueden hacer los usuarios es habituarse a convivir con ellos. Y para superar esta anomalía, a continuación describo una serie de consejos:

 

1. Si la persona afectada tiene, además de sus ruidos, una pérdida auditiva, por ligera que fuera, la sola corrección de esta sordera (del tipo que sea) con el/los audífonos adecuados, ya le ayudará a no percibir tanto sus propios ruidos, pues al oír mejor los ruidos reales de su entorno, le enmascararán o disimularán sus propios ruidos. Además, recientemente han salido modernos audífonos que incorporan ligeros sonidos agradables y graduables que ayudan al paciente a “no oír” sus propios ruidos, apoyados por aplicaciones en su Smartphone de ejercicios de escucha y relajación, tanto mental como muscular.

 

2. Si la persona afectada no tiene pérdida auditiva, los menos, los audífonos generadores de sonidos agradables le ayudarán igualmente como antes he descrito, pues en este caso solo se utilizan para generar estos sonidos juntos con las aplicaciones de su teléfono.

 

3. Al principio, y hasta que no estén habituados a sus ruidos, en otras palabras, hasta que no se quiten la obsesión de prestar atención continuada llegando a la pesadilla, ansiedad y agotamiento, conviene que siempre tengan un sonido ambiente (música, TV) en su casa o sitios de trabajo. Al ir a dormir igualmente pueden utilizar esta técnica con unos auriculares.

4. Tienen que tener claro que todas las terapias fantásticas, sean orientales, occidentales, del norte o del sur, son técnicas paliativas, no curativas, y que en cierta manera ayudan a efectuar la única “solución” actualmente conocida: habituarnos.

 

5. Habituarnosa los sonidos mediante un cambio de actitud. Sin engañarnos, este cambio de actitud es, hoy por hoy, el único camino para vivir y convivir con estos sonidos propios. El cambio de actitud, aceptar que hay cosas mucho peores, aumentará sorprendentemente nuestra aptitud para no hacer tanto caso de estos ruidos que siempre nos acompañarán. ¡Ánimos, y a vivir mejor!

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

¿Qué te parece?