Los tres conceptos en la evolución de los audífonos:                                                                          

OÍR

N
o hace muchos años con aquellos audífonos solo era posible OÍR, y como no había tecnología suficiente, igual se amplificaban los ruidos como las voces. Y la calidad era deficiente. Se podían graduar algo a base de darle la vuelta a unos pequeños tornillos. Los audífonos eran muy grandes, de color carne. Luego aparecieron audífonos mucho más pequeños que iban colocados dentro del oído, aunque se salían algo, pero como no cabían todos los circuitos electrónicos, sencillamente, los fabricantes no los ponían. El resultado era que muchos usuarios solo usaban uno, porque eran algo incómodos por falta de calidad de los sonidos, oían más los ruidos que las palabras, y al final los abandonaban.

ENTENDER

C
on la aparición de la digitalización y miniaturización de los circuitos electrónicos, la audiología protésica avanzó espectacularmente. Actualmente ya se pueden ENTENDER las conversaciones en ambientes ruidosos con mucha claridad. Los audífonos actuales de última generación, funcionan a una rapidez de nanosegundos para extraer las voces de los ruidos, y tienen algoritmos increíbles. Los usuarios están agradecidos de usar ya los dos audífonos, pues estos se comunican entre sí inalámbricamente para localizar las voces y entender mucho mejor. ¡Igual como lo hace nuestro cerebro!

COMUNICARSE

P
ero quedaba pendiente aún superar las dificultades para oír sin problemas los teléfonos, fijos o móviles, la TV, o al conferenciante,  entender la misa, oír bien la música de los mp3 y smartphones… Actualmente esto ya está completamente solucionado. COMUNICARSE por teléfono móvil o fijo, o los dos a la vez, ¡sin descolgarlos! combinando la escucha de música, TV, u oír al conferenciante a 16 metros de distancia, como si lo tuviéramos en nuestros oídos, no es problema. Y todo ello sin hilos y con una claridad cristalina.

La evolución ya ha llegado: ya no se abandonan los audífonos.

FacebookTwitterGoogle+Compartir