La binauralidad en personas con sordera

POR EN Audífonos, Audioplus, Moda tecnológica en audífonos, Salud auditiva SIN COMENTARIOS , , , , , ,

Hace unos años, cuando los ya inexistentes audífonos analógicos y los primeros digitales estaban aún en sus primeras fases, se solía adaptar un solo audífono por persona. Sí, solo uno. Entonces la tecnología era muy básica y solían oírse más los ruidos que las voces y si se adaptaban dos audífonos, a veces podía ser peor por la falta de avances tecnológicos. Pero en poco tiempo, las cosas han cambiado, ahora nos sobra tecnología, aunque bien sabemos que ésta nunca está de más.

Los circuitos con filtros selectivos antirruidos; la capacidad de los diferentes sistemas para saber de dónde proceden los sonidos, la direccionalidad; los nuevos circuitos ampliados para altas frecuencias antes inexistentes, … Estos entre otros progresos, nos permiten captar las diferencias entre los sonidos de las consonantes, que son los que llevan principalmente el significado de la palabra: no es lo mismo gaFas que gaSas.

Se entiende mejor con dos audífonos

Los nuevos algoritmos –procesos matemáticos- se aplican para que el afectado de sordera no tenga que adaptarse a los nuevos sonidos, sino al contrario. Programamos los audífonos exclusivamente para cada paciente, al que vamos reeducando a nivel auditivo estimulando de forma progresiva su comprensión en las conversaciones. Estos avances, entre muchos otros, han permitido la creación de audífonos de nueva generación que imitan los sistemas auditivos cerebrales del ser humano.

Una de las grandes ventajas son las adaptaciones binaurales, o sea, en los dos oídos, lógicamente si cada uno de ellos está afectado de sordera, aunque esta sea de diferente intensidad.

Igual que la naturaleza nos ha puesto dos ojos. Con uno vemos, por supuesto, pero hay mayor dificultad para percibir las distancias, pues estas se captan con las dos áreas visuales cerebrales. Algo parecido ocurre con los oídos. Con uno se oye pero con los dos se entiende y se comprende mejor.

¿Y cómo ha afrontado este reto la actual tecnología?

La conocida comunicación inalámbrica, inocua y constante entre los dos audífonos que porta el usuario, ha llegado al ámbito de la salud auditiva. De manera que si, por ejemplo, en la cocina está funcionando por un lado, una batidora, y por el otro lado le hablan, los audífonos se comunican entre sí y uno atenúa ligeramente el ruido, y el otro enfatiza la voz. De la misma manera que lo hace el cerebro.

Desde siempre la tecnología que imita a la naturaleza, la Biónica o Biomimesis, junto con la nanotecnología y el descubrimiento de nuevos materiales como el grafeno, es la que ha dado y dará mejores e increíbles resultados. Y solo estamos en el principio de un futuro que promete ser espectacular.

Artículo de Joan Bertran Brotons publicado 7/01/15 en el suplemento Vida Sana del Diario de Mallorca. 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

¿Qué te parece?