10 consejos prácticos para superar los propios ruidos en los oídos

POR EN Salud auditiva SIN COMENTARIOS , , , , , , , ,

Los ruidos dentro de los oídos, llamados acúfenos o tinnitus, están provocados por la alteración de unas células situadas en el interior del caracol o cóclea de uno o dos de nuestros oídos. Dichos ruidos pueden percibirse temporal o permanentemente. Los que se perciben temporalmente pueden ser, por ejemplo, al salir de una discoteca donde se ha estado expuesto durante largo tiempo a fuertes sonidos, mezclado con alcohol y/o drogas, lo cual no deja de ser un síntoma preocupante de que estos ruidos se instauren definitivamente en tus oídos. También pueden percibirse en caso de fuertes resfriados, ciertos tapones de cera y otras alteraciones o enfermedades.

Los permanentes son esto, definitivos, oyéndolos siempre, día y noche, de pie o sentados, en vigilia o durmiendo.  Y pueden ser como silbatos continuos, o el sonido de  los martillazos de un herrero o del toque de una campana, o como el sonido de los grillos, o bien como si fueran el ruido que produce una olla hirviendo o una fuente de agua, incluso una mezcla de ellos.

Las personas que padecen acúfenos deben tener clara una realidad insoslayable: aún no se ha descubierto medicamento, cirugía o artilugio alguno que los elimine. Ante esta realidad, lo verdaderamente útil es dar unos cuantos de consejos para superar esta anomalía que nos depara el cuerpo humano disimulándolos o enmascarándolos; anomalía que, si no te acostumbras a ella, es muy parecida a un tormento chino.

Independientemente de la visita obligada al médico otorrinolaringólogo, siempre necesaria en estos casos concretos, os paso una eficaz lista de 10 consejos prácticos para superar los ruidos (acúfenos o tinnitus) y vivir bien:

  1. Ten siempre algo de música, o un ruido no molesto, en el ambiente.
  2. Cuando “oigas tus ruidos” (o sea, cuando involuntariamente los escuches), esfuérzate en no hacer caso alguno de ellos, distrayéndote en una actividad, concentrándote en tu tarea, o bien poniendo algo más alta la música. O sea, evita el silencio absoluto hasta que estés habituado a tus ruidos.
  3. Evita también que todo esto se convierta en una obsesión. No transformes tu problema en un tabú. Acostumbrarse cuesta, pero se logra. Seguro.
  4. Deja completamente el alcohol, el tabaco y las tónicas, pues son a base de quinina y esta es muy tóxica para los oídos, ¡y ni hablar de gintónics! Y no bebas tanto café.
  5. Comunícale al médico habitual que padeces estos ruidos. De esta forma evitará recetarle medicamentos que puedan ser inadecuados para tus oídos.
  6. Evita, como he mencionado antes, estar demasiado tiempo en discotecas o sitios extremadamente fuertes de sonido. Y, desde luego, evitando el alcohol al mismo tiempo. Si lo haces y compruebas que al salir de estos lugares aparecen o se incrementan los ruidos, piensa que pueden quedar permanentes en tus oídos. ¡Cuidado, no juegues con tu salud¡ Diviértete, pero con sentido común.
  7. Si tuvieras, en este caso, la “suerte” de tener un poco de sordera, (si no lo sabes, hazte un examen) corríjala inmediatamente, pues se da el hecho de que al corregirse la sordera con los audífonos te van a disminuir notablemente los ruidos por el hecho de oír más el sonido ambiente que tus propios ruidos. Usa los audífonos, incluso para dormir, si tanta falta te hiciera al principio.
  8. Por favor, no te aficiones precisamente al submarinismo, hay mil deportes más adecuados que te pueden satisfacer.
  9. Hay audífonos que corrigen la sordera, si la tuvieras; y al mismo tiempo emiten un ligero ruido de fondo que el audiólogo protésico te puede graduar para enmascarar o disimular sus propios ruidos; y otros aparatos en forma de audífono que solo emiten estos ruidos enmascaradores. Pero cuidado, no te confundas solo los disimulan, no los quitan, porque siempre están en tus propios oídos.
  10. Con estos consejos, fuerza de voluntad en no obsesionarse en “oírlos”, aunque los oigas, y aceptar que siempre hay cosas peores, volverás a vivir bien. Es mi propia experiencia, y se consigue. Seguro.

Imagen: Sanoyecologico.es

Joan Bertran Brotons
Audiólogo protésico
Centres Audioplus

FacebookTwitterGoogle+Compartir

¿Qué te parece?