¿Oye, pero no entiende? Una forma fácil de saber si tiene sordera

POR EN Salud auditiva SIN COMENTARIOS

Vamos a entendernos, y para ello evitaré cualquier expresión científica o técnica. “Oír, pero no entender” es uno de los varios tipos de sordera. Con esto quiero decir que en cada sordera se pierden los sonidos en cantidades diferentes y casi nunca por igual. Así, hay personas que no oyen los sonidos graves (como los de los barcos) y oyen los agudos, como los del canto de los pájaros, y viceversa.

Pero la más común es la sordera por falta de sonidos agudos, o sea, los del tipo del canto de los pájaros, que son también los sonidos del tipo del siseo, las de las eses “s”, o las de las efes “f”, las consonantes; y sin embargo los sonidos más o menos graves, los de las vocales (a, e, i, o, u), los oyen bien o medio bien.

Ahora pronuncie en voz alta las vocales. Fíjese que son sonoras y largas en el tiempo: aaaa, eeee, iiii, oooo, uuuu. Se oyen. Pero en una conversación únicamente a base de vocales no se entiende nada, ¡porque faltan las consonantes¡ y estas llevan, en general, el significado de la palabra: “gafas” – “gasas”. Solo cambia la consonante y la palabra cambia completamente de significado. La persona con sordera de mala comprensión oye las vocales (sonidos graves) “gaafaa” – “gaasaa” pero no percibe las consonantes “f” ó “s” (sonidos agudos). Por este motivo, lo “oye todo” pero “no lo entiende”. Y si además esto se produce en un ambiente de ruido (comida familiar, restaurante…) el mismo ruido se “come” las débiles consonantes, y el afectado de esta sordera (que no entiende que lo es) se ve obligado a reír cuando todos ríen, sin haberse enterado del porqué se ríen. Poco a poco se va aislando de la conversación, se va retrayendo, se va encerrando en él mismo, no sale con las amistades… No hace falta llegar a este punto pues no es sano para la salud de su mente. La solución es muy sencilla.

El procedimiento es hacerse una audiometría de los sonidos y de la conversación. Se analiza y se estudian los resultados. Si requiere corrección, se hace con audífonos que pasan desapercibidos y son estéticos. Incluso podrá recibir directamente llamadas telefónicas, escuchar música, etc.

Todo esto lo hacemos en Audioplus desde el año 1977, audioprotesistas especialistas en explicarles el porqué de las cosas.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

¿Qué te parece?