Evidentemente, si tienes problemas auditivos en los dos oídos, debes usar dos. Mejor dos audífonos más económicos que uno solo muy caro.

¿Porqué? Sencillamente porque con un oído se oye, pero con dos se entiende y localiza muchísimo mejor. Es parecido a lo que pasa con la visión: con un ojo se ve, pero no puedes percibir las distancias correctamente. Fíjate, si vas conduciendo y cierras un ojo, tienes problemas para saber a qué distancia está el vehículo de enfrente. Pero con los dos ojos abiertos (con las gafas con los dos cristales puestos) ya no tienes ningún inconveniente para calcular perfectamente las distancias. Tanto con la visión como con los oídos, cuando trabajan los dos lóbulos cerebrales de sus áreas respectivas, se ve o se entiende mucho mejor.

FacebookTwitterGoogle+Compartir