Trucos para tener los oídos sanos

POR EN Salud auditiva SIN COMENTARIOS , , , , , , , ,

Los tapones de baño son principalmente para la población que sufre problemas con sus oídos, ya sean niños, adultos o ancianos; así como aquellas personas que tienen otitis frecuentes, recién operados, etc.

Para que no entre el agua a los oídos está comprobado que los tapones hechos a medida con materiales hidrófugos son los más seguros. Estos únicamente se hacen en centros auditivos y son económicos.

Truco:

Ahora bien, lo que no se puede evitar es que, por ejemplo, jugando los niños en el agua se golpeen o rocen los oídos y les entre un poco del líquido elemento. Para disminuir, al máximo, esta circunstancia aconsejamos untar ligeramente todo el tapón con vaselina en pasta –de venta en farmacias en envase de tubo-. Esto produce la máxima estanqueidad posible.

Precaución e higiene:

Los tapones de baño solamente deben usarse mientras se está metido en el agua o en la ducha. ¡Luego deben quitarse inmediatamente! Pues estar todo el día con el intenso calor y los tapones puestos es perjudicial para la higiene de los conductos auditivos con infecciones o recién operados, pues, en general, estos necesitan estar al aire.

La limpieza de los tapones de baño es sencilla: agua y jabón. Pero… ¡también hay que limpiar el envase en el que se guardan!

Joan Bertran
Audiólogo protésico de Audioplus

FacebookTwitterGoogle+Compartir

¿Qué te parece?